Caminando juntos hacia la Unidad

Uno de los temas principales de los mensajes de la Verdadera Vida en Dios es la Unidad de las Iglesias Cristianas, un llamado a la conversión y la reconciliación, donde “la verdadera Unidad está y estará en los corazones”. “ Que todos sean uno, así como, Padre, tú estás en mí y yo en ti, para que el mundo pueda creer que fuiste tú quien me envió. ” (Jn 17, 21).

El círculo virtuoso comienza con

1. Una llamada a la Reconciliación: “Necesito reconciliación principalmente, y una verdadera metanoia, de todas las Iglesias“. ( 18 de mayo de 2013 ) /ver notas editoriales/

2 Una fecha única para la Pascua: “¿ Cuándo aprobarán un decreto por unanimidad para celebrar la fiesta de Pascua en una sola fecha? ” ( 21 de diciembre de 1992 )

Uno de los mayores pecados contra la unidad, es celebrar la Pascua en diferentes fechas. 

No es un divergencia sin importancia. Es el centro de nuestra fe, que Cristo resucitó. Y la fecha en que la celebramos afecta la celebración de Pentecostés también. El domingo 23 de mayo celebramos Pentecostés en las Iglesias católicas, anglicanas y evangélicas.

Las iglesias ortodoxas la celebrarán este 2021 el 20 de Junio. No es un hecho menor la ocurrencia del Milagro del Fuego Santo en el Santo Sepulcro el sábado de gloria ortodoxo.

Y la unificación de la fechas de Pascua no vendrá sin amor sacrificial

Y perseverante oración conjunta.

3 Comulgar en Un altar: ” Llegará el día en que partirán el pan juntos en un altar y nadie evitará que Mis hijos vengan a Mí ” ( 14 de octubre de 1991 )

Unificar las fechas de Pascua es solo el primer paso para responder al llamado de nuestro Señor. El centro de nuestra unión completa, Oriente y Occidente, católicos, ortodoxos y protestantes, es cuando podamos partir el pan juntos y compartir la Eucaristía, la vida de la Iglesia.

Mientras lo anterior llega por acción del Espíritu Santo en los corazones de los bautizados, ya hay muchas personas en todo el mundo tratando de vivir los Mensajes de la Verdadera Vida en Dios y practicar la unidad de la manera en que Nuestro Señor nos está llamando. 

Dos maneras de lograr esto es a través de las peregrinaciones ecuménicas y los grupos de oración de la Verdadera Vida en Dios.

4 Grupos de oración: ” Yo deseo que oren por la Unidad, la Unidad de Mi Cuerpo.  ” ( 17 de enero de 1989 )

Los he llamado, reuniéndolos aquí hoy para rezar juntos; Deseo que Mis hijos se unan; Deseo que toda mi Iglesia se una; aquellos que persisten en permanecer separados ya han separado Mi Corazón del de ellos; comprende la gravedad de tu división, la urgencia de Mi Llamada y la importancia de Mi solicitud; Necesito su corazón para unirlos y reconstruir Mi Iglesia, unida en una, dentro de su corazón. todo lo que pido es amor, para romper las barreras de su división; oren, ustedes que me han ofrecido su corazón y unan su corazón con Mi Sagrado Corazón por la unidad de Mis Iglesias ”. ( 20 de octubre de 1991 )

Las pautas de la reunión de oración fueron diseñadas para compartir la rica vida de oración de diferentes tradiciones cristianas, incluido el Santo Rosario: “Deseo que recen el Rosario” ( 25 de enero de 1988 )

5 Peregrinaciones: “ Cualquier reunión en Mi Nombre para la unidad, Mis bendiciones se derraman sobre quienes comparten estas reuniones; ” ( 5 de octubre de 1994 )

Estas peregrinaciones ecuménicas nos ofrecen la oportunidad de practicar la unidad de una manera muy singular. Nos referimos a la experiencia como un “diálogo de la vida”.. Nosotros, de diferentes Iglesias y sin hacer distinciones, comemos juntos, caminamos juntos, visitamos lugares santos juntos, rezamos juntos, celebramos juntos. Al hacerlo, nos CONOCEMOS y nos presentamos nuestras “riquezas” y tradiciones.

VIVIMOS la unidad porque nos reunimos con la reconciliación y la unidad en nuestros corazones. Estamos viviendo la unidad. Y el Señor nos concede la gracia extraordinaria de ser invitados a comulgar todos juntos los bautizados de diferentes tradiciones cristianas. Y esta acción extraordinaria y profética nos alienta a ofrecer al volver amor sacrificial por la llegada de la Unidad.

Un interesante Mensaje del Señor nos invita a experimentar algo bastante inusual: “permíteme ofrecerte un retiro y una peregrinación en Mi Cuerpo … ven, descansarás en Mi Cuerpo” ( 28 de enero de 1997 ). Su corazón, su boca, sus pies, sus manos, sus oídos y sus ojos nos permiten convertirnos en otro Cristo al recibir la verdadera vida de él. Un lenguaje que es ciertamente simbólico, pero que contiene en sí mismo la promesa de gracias concretas para nuestras vidas, no solo personales sino también eclesiales. El Señor nos recuerda: “Vengo a decirte que mi cuerpo es Mi Iglesia” ( 8 de marzo de 1987 ). Y que “unir Mi Iglesia será la Gloria de Mi Cuerpo” ( 10 de junio de 1987)

Por lo tanto, es también en la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, donde tiene lugar esta peregrinación. Las peregrinaciones organizadas por los lectores de Verdadera vida en Dios son la oportunidad perfecta para glorificar su cuerpo, para permitir que su cuerpo sane de las heridas de nuestra división: “reúnanse, amados; refuerza mi iglesia; únanse, amados, vuelvan a unirse, sean uno  ( 12 de diciembre de 1987

Tomado de la página oficial de TLIG. https://ww3.tlig.org/en/unity-in-diversity/



Notas editoriales


¿Queres subscribirte y recibir más noticias de la VVeD de Argentina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s