Testimonios de los lectores de la VVeD en Argentina.

A mediados del año 2014 Vassula pidió a todos las asociaciones nacionales de la VVeD que recopilaran los testimonios de los lectores acerca de cómo este Himno de Amor de Dios a la humanidad había modificado sus vidas.

En nuestro país, y luego de un arduo trabajo, se copilaron más de medio centenar de testimonios, los cuales fueron editados y traducidos al inglés y enviados a la Fundación TLIG con la autorización de ser difundidos también con fines de evangelización. Los que dieron su testimonio son personas que leyeron la obra La Verdadera Vida en Dios y esta les facilitó un encuentro personal con Jesucristo.

Jesús nos enseñó que por los frutos reconoceríamos lo que viene de Él y, precisamente, los frutos que se perciben son muy buenos: hermanos nuestros, de Argentina, con nuestras mismas necesidades, trabajos, problemas, dificultades, y un mismo entorno que, movidos por la fuerza de la Palabra de Dios, han aceptado, con sus limitaciones, adherir a la Voluntad de Dios, dejando que Él dirija sus vidas; conscientes de sus caídas y de sus lentos avances por el camino que nos conduce a la unión con Dios, van paso a paso camino a la santidad, respondiendo así al deseo de Dios. Nos muestran, de manera sencilla, que todo es posible con Su Gracia.

Hay un abanico muy amplio de casos, desde los que han estado alejados de la Iglesia hasta edad avanzada, los que se habían olvidado de Dios por muchos años, los que estuvieron dentro de las instituciones de la Iglesia, pero aún no habían descubierto lo que más agrada al Señor. En fin, hay también testimonios valiosos de quienes tuvieron la gracia de conocer más de cerca la vida de algunos hermanos nuestros, enteramente entregados al Señor, y que ya han regresado a la Casa del Padre.

En estos 53 relatos podemos apreciar el valor de esas vidas que, aunque sea en sus últimos años, han ensanchado el Reino de Dios y han servido de inspiración para otros, mostrando que todo es posible si nos dejamos llevar por las inspiraciones del Espíritu Santo y confiamos en la Gracia, incluso el ofrecerse como alma víctima, conforme a lo que Dios inspire a cada uno. Estas palabras dictadas por Jesús el 7.08.02 parecen aplicarse con propiedad:

Os he estado advirtiendo que no aceptéis a nadie sólo por sus palabras o creáis a cualquiera que pretenda tener palabras que vienen de Mí, aunque realice milagros y prodigios como resucitar a alguien de entre los muertos. Por el contrario, prestad oídos a los que no provoquen discusiones que contradigan los misterios de la fe, pues la gracia del Espíritu Santo, concedida a Mis elegidos, inundará de alegría a los que los escuchen. Sus palabras elevarán su alma, acercándoles a Mis ángeles y santos. Sus palabras, que en realidad son Mis Palabras, os transformarán en Catedrales. Mis Palabras no sólo tienen autoridad y poder sino que queman, inflamando vuestra alma e iluminando al mismo tiempo vuestro espíritu. Sobre todo, las realidades divinas que se os revelan por medio de Mis almas escogidas, se expresarán sobre la base de las Escrituras y la Tradición, y nada más. ¿Cómo sabréis que soy Yo Quien habla? Lo sabréis por el sólido Conocimiento que obtendréis. Y tú, que estabas completamente muerto (espiritualmente) y yacías pudriéndote en el valle de la muerte, en tu despertar te darás cuenta de Quién te levantó por gracia.

En todos los casos se ha optado por respetar el estilo personal y la forma de expresarse de los propios protagonistas que los redactaron.-

Pentecostés
  1. “Y nuevamente, el amor ilimitado del Señor: la promesa de que si conseguimos unificar las fechas de Pascua, Él hará el resto”.
  2. Un Pentecostés personal
  3. Me ha dado la certeza del camino emprendido alrededor del ecumenismo.
  4. Los Mensajes reavivaron mi interés de adolescencia por el ecumenismo.
  5. Al recibir la Comunión, sentí la voz de Jesús que exclamaba: “¡SOY YO! SOY YO MISMO”.
  6. Verlos con emoción cómo comulgaban con las dos especies me conmovieron profundamente. 
  7. Cuando un día me comenta de su ofrecimiento como “Alma Víctima” y ver que la enfermedad se lo iba consumiendo le contesté ¿Cómo pudiste hacerlo?
  8. Héctor empezó a hablarme de una reunión ecuménica en Encarnación, Paraguay.
  9. “Su cenáculo lo llamó la Visitación en honor a la humildad de la Virgen”.
  10. No frecuentaba la Iglesia Católica, ni participaba de los Sacramentos.
  11. Él está conmigo. Ya no es el Señor lejos, en el cielo.

El resto de los testimonios de los lectores de la VVeD se encuentran en este archivo PDF. Al final contiene un indice temático.

Si desea como lector de la VVeD dar su testimonio puede hacerlo en la solapa Contactos

También puede leer testimonios de gracias recibidas en retiros y peregrinaciones usando el buscador y escribiendo la etiqueta Testimonios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s