Las escarchas por la Unidad

 “Soy el Recordador de Mi Palabra, sí, la fuerza interior de Mi Iglesia y Yo soy libre de enviaros nuevos portentos y hacer maravillas diferentes”. VVeD 15.04.91

“Esta señal se dio durante nuestra peregrinación en Turquía /2007/, visitando las siete Iglesias del Apocalipsis. (…) Cuando llegó mi turno de hablar a los peregrinos, congregados en la sala de conferencias, leí mi discurso sobre la Unidad.* (…) Después (…) cuando me dirigía a mi cuarto, pasé al lado de un amigo que señaló mi cara y dijo que tenía escarcha alrededor de mis labios y en mis mejillas. No le presté atención y sugerí que tal vez era el bálsamo labial lo que había visto. Sin embargo, tan pronto como entré en mi cuarto, noté que había escarcha (…) por todos lados y también amontonada en los bordes de las paredes y en los rincones. Había escarcha idéntica y multicolor en el cuarto de baño y cuando me miré al espejo, vi que tenía la cara cubierta de escarcha, especialmente alrededor de la boca. (…)

Al día siguiente se lo confié a Monseñor René Laurentin, que es experto en misticismo y fenómenos, y dijo sencillamente: “Es una señal que te ha dado Dios. Dios se siente glorificado por ti y quiere decirte que Él está contigo”.

Escuché estas palabras con un suspiro de alivio, porque me había sentido insegura de mi discurso. La señal era tranquilizadora, diciéndome que mi discurso sobre la Unidad era lo que Dios quería realmente que dijera, y que Él se había glorificado. La señal me dijo que los añadidos a mi discurso no venían realmente de mí, sino del Espíritu Santo. En tales momentos uno nunca piensa en hacer una foto, Sin embargo, tengo dos testigos que vieron la escarcha. (Vassula Rydén, CEIT, pag 174-176)

Vassula disertando sobre la unidad de los cristianos en la peregrinación en Turquia de 2007

Visite la página sobre la Unidad aquí


Te invitamos a subscribirte para recibir invitaciones y noticias de nuevas publicaciones