Día 20 de la cuarentena

Muy querida familia de la VVeD
Retomo estas meditaciones para volver a recordarles que, tal vez, el Señor nos conceda estos días de cuarentena para avanzar en la contemplación y en el camino de unión con Él en condiciones muy favorables como no hemos tenido otras. LLevamos 20 días de cuarentena, y se nos presenta un examen de conciencia: ¿Hemos aprovechado bien nuestro tiempo?
Quiero poner en consideración el Mensaje del 4 abr 97 en el que nos habla Nuestra Santa Madre (pag 890 y 891):


“Muchos de vosotros, hijitos, estáis esperando señales y prodigios externos. Muchos de vosotros miráis hacia arriba indagando en los cielos, y sin embargo, Mi Hijo Jesús les ha advertido que no busquéis signos externos sino que busquéis lo que es real y divino dentro de vosotros.”
“Muchos de vosotros leéis y releéis esta revelación profética con el único interés de encontrar señales extraordinarias… en lugar de llamar al Espíritu Santo…”
“Si continuáis con ese empeño… estaréis ante Su Trono con las manos vacías porque vuestra alma seguirá siendo un yermo… Pero si penetráis con corazón recto en los Misterios que Nosotros os revelamos ahora, en estos Mensajes, empazaréis a comprender que, cada obra que Dios está haciendo, está llena de Gloria y Majestad.”
“Cuando Sus Obras de Sabiduría… iluminen vuestra alma, para que el fruto de vuestros labios aumente y que cada palabra que pronucien sea como un fuego abrasador, purificando esta tierra… Con vuestra conversión descubriréis la real Gloria de Dios que habita y brilla dentro de vosotros.”
“Quitad el velo de vuestros ojos para que veáis que vuestro Creador vive también en vuestro interior, y que os abraza con Su Amor. Vuestro Hacedor es también vuestro Esposo, pues Él es la Cabeza de toda criatura…”


¿Podemos decir de haber constatado algún cambio en nuestro interior?
Bendecida Semana Santa, y ¡ánimo!,aún nos queda algo de tiempo para aprovechar.