Carta de Vassula, 25 de mayo de 2017

Para los líderes de las asociaciones y de los grupos de oración de la VVD.

Mensaje de Vassula, 25 de mayo de 2017

Desde hace bastante tiempo ha estado planeando sobre nosotros un malentendido entre algunas de las Asociaciones y Grupos de Oración de la VVED, y ahora el Señor me urge para que lo resuelva.

Sabemos con claridad que Nuestra Bendita Madre me pidió que creara las BM (Beth Myriams) que, al cumplir Su Voluntad, han recibido la Bendición de Dios y están bajo el liderazgo de Ella. Sin embargo, al inicio, cuando anuncié lo que Nuestra Bendita Madre me pedía que hiciera, recibí inmediatamente objeciones por parte de ciertas personas que trataron de convencerme de que esta obra de amor no estaba en el Plan de Dios, que era incorrecta y que no formaba parte de mi misión. Me dijeron que la BM no era parte de mi misión y que debería centrarme sólo en los Mensajes, transmitiéndolos como lo hago y concentrándome sólo en ellos. Creo que ha quedado ahora claro que hubiera sido una equivocación. También hubo alguien que me dijo, a principios de los años 1990, que ahora que los libros iban a ser publicados, yo ya no tenía ninguna necesidad de seguir viajando y dando testimonio, porque estaba causando irritación a muchos obispos. Al mismo tiempo Dios me pedía que fuera por todas partes como Su Eco y que fuera un LIbro sonoro. Se comprobó que todas esas objeciones eran erróneas.

Después Jesús nos pidió que creáramos Grupos de Oración, y así lo hicimos, luego Retiros y más tarde Peregrinaciones, y todo ello ha sido bendecido porque todo ello estaba acorde con la Voluntad de Dios y el Plan divino, y así estas obras están glorificando a Dios

Cuando se imprimieron los libros, Jesús nos pidió que creáramos Asociaciones con el fin de tener una base legal para la venta de los libros, y así lo hicimos. Sin embargo, y ésta es la razón por la que os estoy escribiendo ahora, desde el principio, cuando se estaban estableciendo las Asociaciones y había que firmar impresos administrativos, había que elegir un ‘presidente’, así como un ‘tesorero’ para cumplir con las formalidades legales. En ese momento anuncié claramente, y lo he repetido varias veces desde entonces, que el que firmara como presidente, no debía de ninguna manera actuar como tal o llamarse a sí mismo ‘presidente/a’ cuando trabajara con las demás personas de la Asociación Nacional. Si tenemos ‘presidentes’ es sólo para guardar las formalidades. Mi consejo no era mío, sino dirigido por Jesús, que dijo tantas veces en los Mensajes: “Yo soy tu Director Espiritual”. La mayoría de la Asociaciones prestaron oídos y entendieron lo que yo quería decir, y los miembros de dichas Asociaciones, incluidos sus Grupos de Oración, trabajan juntos en grupo y en armonía, con un propósito común y un parecer común. Cuando hay unidad, no hay competencia entre ellos ni tampoco presunción. Entienden que fueron llamados juntos como partes de un solo Cuerpo. Y añadiría que esas Asociaciones están multiplicando sus buenos frutos.

Jesús no nos ha pedido NUNCA, de ninguna manera, que creáramos un Consejo donde sólo unos pocos serían elegidos para gestionarlo, nombrándose a sí mismos como presidentes activos para mandar despóticamente sobre todos los demás. Esto no lo ha pedido Cristo. También oigo de vez en cuando:”…pero esa persona es el presidente que tiene el derecho de decidir y tener ‘la última palabra’ sobre todos los demás”. ¡Tonterías! Esto es una desobediencia a lo que Cristo quiere. ¿Quién les ha dicho a tales personas que Cristo necesita un ‘presidente’ oficial?

Este doloroso asunto se ha ido alargando durante mucho tiempo, mientras yo he permanecido en silencio, aunque de vez en cuando he expresado mi desaprobación (que era lo que, en realidad, el Señor quería que hiciera). Mi desaprobación fue discutida y rechazada por algunos con la amenaza de que dejarían de ayudar a la VVED si yo no dejaba tranquilos y en paz a los ‘presidentes’, olvidando entonces que la VVED es, sin lugar a dudas, Obra de Dios, un Don de Dios que me entregó para asegurarse de que Su Don sería compartido por todo su pueblo. Me dio discernimiento para cuidarlo y saber lo que es bueno para él, añadiendo que Su Obra debía desarrollarse con humildad, evitando que empezara a parecerse a una oficina administrativa.

Tenemos que entender que nadie, en los Grupos de Oración o en las Asociaciones debe asumir un liderazgo personal sino que, cuando llegue el momento de tomar una decisión sobre cualquier evento o asunto que se les haya presentado, todos los miembros del Grupo de Oración o de la Asociación deben reunirse y decidir juntos en armonía. No es competencia de una persona o de los miembros que crearon una Junta el decidir sobre todos los demás – en otras palabras, las decisiones deberían tomarse en un espíritu de unidad y en un trabajo de equipo. Debemos aprender a perseverar en la unidad, en la humildad, sin olvidar nunca que Cristo nos ha elegido para trabajar para Él, derramando generosamente sobre nosotros Su Espíritu Santo a fin de que fuéramos justificados por Su Gracia y lleváramos a cabo Su Obra con un espíritu de amabilidad.

Espero que esto quede entendido de una vez por todas. Sin embargo, si aún hay voces que no están de acuerdo, les digo: Tratad de comprender lo que viene de Dios y lo que no viene de Él. Volved a leer los Mensajes y meditadlos todos, no sólo algunas partes. Ahí obtendréis vuestras respuestas. Dejémonos dirigir por el Espíritu.

En Cristo,

In Christ,

Vassula

____________________________________________________________

Difundir por favor  entre los asistentes a los grupos de oración cuál es la misión y cómo funciona la Asociación VVeD de Argentina, y un resumen comentado de la Memoria 2016

https://vvedargentina.wordpress.com/asociacion-la-verdadera-vida-en-dios-argentina/

https://vvedargentina.wordpress.com/resumen-comentado-de-la-memoria-2016/