“Sin proponerlo comenzamos a dialogar entre nosotros”

Puesto que ahora todo se acerca hacia el fin y el fin está próximo, ve y anuncia Mi Mensaje incluso en cada plaza pública; ve y difunde ampliamente Mis Llamados Misericordiosos…” VVeD 25 de mayo de 1993

¡Buen día hermanos!… este sábado 13 de febrero de 2021 volvimos a por cuarta vez a misionar al Parque de la Ciudad de Ezpeleta…Y por segunda vez ocurrió algo que nos llevó a hacer un discernimiento que compartiré al final…

Nos encontramos todos a las 17.30…pusimos el altar y cuando  estábamos organizando la tarde de misión, “naturalmente y sin proponerlo”, comenzamos a dialogar entre nosotros conociendo un poco más de nuestras vidas y corrigiendo las actitudes y expresiones que nos parecían que no habían estado correctas entre nosotros, ocurridas durante la semana; esto creó un espacio de confianza e intimidad en el equipo…Sin darnos cuenta se habían hecho ya las 19.30 hs, por lo tanto rezamos el Rosario (con los mosquitos  también) y 20.15 nos tuvimos que retirar porque comenzó a llover (finalizando el Rosario durante nuestro viaje de regreso)…Esto nos hizo recordar un mensaje de la Verdadera Vida en Dios, donde dice: “Yo Soy un  Dios de orden”. Efectivamente, Él primero quiere que nosotros seamos Uno, que nos amemos entre nosotros y que creemos un clima de intimidad y de confianza, para luego mostrar eso a los demás y que seamos creíbles. Lo sucedido también nos hizo recordar el pasaje del Evangelio según San Juan: “En esto reconocerán todos que sois discípulos míos, si tenéis amor unos para otros (Jn 13, 35)”.

Hubo un hecho también durante nuestra estadía en la plaza que nos hizo sentir el Amor de Dios y Su cercanía. Resulta que Roberto no encontraba su volumen único con los mensajes de la Verdadera Vida en Dios y llama a Hugo para preguntarle si no se lo había olvidado en la plaza el sábado anterior. Hugo le contesta que no, pero que podía llevar un ejemplar de los volúmenes únicos recientemente impresos en Argentina. Hugo le cuenta a Roberto que él tenía 4 ejemplares y que uno había venido fallado, que tenía una hoja mal cortada y que podía llevar ese a la plaza. Así lo acordaron y Hugo llevó ese volumen a la plaza. Estando en la plaza, Hugo sugiere leer el mensaje que está en la hoja defectuosa que es el del 27 de mayo de 1993. Roberto le contesta que bueno, pero primero querría leer el último párrafo del mensaje anterior, del 25 de mayo de 1993. Al comenzar a leer, lee lo siguiente:

“Puesto que ahora todo se acerca hacia el fin y el fin está próximo, ve y anuncia Mi Mensaje incluso en cada plaza pública; ve y difunde ampliamente Mis Llamados Misericordiosos…”

Al leer y escuchar esto, nos quedamos sin palabras y llenos de la cercanía y del Amor de Dios.

Adjuntamos fotos, deseando que siempre sigamos siendo “dóciles” al Espíritu Santo para poder decir juntos : “Habla Señor que tu siervo escucha”…

¡Bendecido día para todos!

Equipo de Misión de la VVeD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s