Para reavivar nuestros compromisos para el año 2020.

Queridos amigos de la VVeD de Argentina, les compartimos la traducción al español de esta guía de preguntas que en 2011 hiciera el querido P. John Abberton y que en el sitio oficial de TLIG han actualizado para este año 2020. Pueden sernos útiles para examinar nuestro compromiso con la Verdadera Vida en Dios.

Reavivar nuestros compromisos para el año nuevo: pautas del padre Abberton

En 2011, el ahora difunto p. John Abberton de Inglaterra nos ayudó a formular ocho preguntas penetrantes que nos recuerdan nuestro compromiso de vivir una “Vida Verdadera en Dios”. Es oportuno considerar lo que estamos dispuestos a resolver, aquí, a las puertas de 2020.

  1. ¿Leés los mensajes regularmente, al menos una vez a la semana, y meditás en ellos?
  2. ¿Rezás el Rosario todos los días y tratás de decir las “Tres oraciones diarias”: la novena de Confianza al Sagrado Corazón, el Acordaos y la Oración de San Miguel?
  3. Si hubiera un grupo de oración de la VVeD en tu área, ¿te unirías a él?
  4. ¿Al menos considerarías asistir a un retiro VVeD o participar en una peregrinación (si las finanzas lo permiten)?
  5. ¿Estás comprometido con la causa de la unidad de los cristianos?
  6. ¿Estás dispuesto a aprender más sobre los cristianos en otras denominaciones?
  7. ¿Estarías preparado, si el tiempo y la salud lo permiten, para compartir lo que sabes sobre VVeD con otros?
  8. ¿Recuerdas a Vassula y a otros lectores de TLIG en tus oraciones?
    ¿Orás regularmente por las intenciones de Cristo mencionadas en los mensajes?

Quizás estas preguntas te animen a considerar la fortaleza de tu compromiso con la Verdadera Vida en Dios …

¡Que tengan un bendito año nuevo a todos!

Fuente original aquí

En Memoria del Cardenal Prospero Grech


En 2002, el entonces P. Prospero Grech comenzó un diálogo formal en nombre de la CDF con Vassula a petición del cardenal Ratzinger. El P. Grech fue nombrado cardenal en 2012.


Niels Christian Hvidt ayudó a Vassula en todos sus tratos con el Vaticano y aquí escribe un elogio del cardenal.


El cardenal Prospero Grech falleció, poco después de cumplir 94 años. El P. Próspero, como Vassula y yo lo conocíamos sobre todo, era un caballero encantador y alegre en todos los sentidos. Nació en Malta en 1925, donde asistió a escuelas que le enseñaron el exquisito inglés británico que dominaba tan bien.


El cardenal Grech ingresó a la orden de San Agustín y fue ordenado en 1950. Obtuvo numerosos títulos de universidades de renombre mundial en Roma, Friburgo, Oxford y Cambridge y se convirtió en decano del Instituto Teológico Agustino en 1965. Fundó el Instituto “Augustinianum”. para Estudios Patrísticos en 1969, de los cuales fue decano entre 1971 y 1979. Un elogio detallado se puede leer en Vatican News aquí. Su meditación a los 115 cardenales en el Cónclave que eligió al Papa Francisco se puede leer aquí.


El cardenal Grech ocupó numerosos cargos en el Vaticano y fue consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) desde 1984. Fue en esta capacidad que Vassula y yo lo conocimos en 2002 cuando un diálogo oficial entre Vassula y la CDF , dirigido por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, se inició con una carta que el P. Grech envió a Vassula en nombre de la CDF . Vassula y yo conocimos al P. Grech en una reunión para sacerdotes que Vassula celebró en Dehoniane Publishers unos meses antes de que se enviara la carta. El P. Grech se convirtió en el intermediario del diálogo entre Vassula y la CDF entre 2002 y 2004, que concluyó con una reunión entre Vassula, yo mismo y el cardenal Ratzinger en noviembre de 2004. Puede leer un informe detallado de este diálogo aquí.


El P. Grech siempre estuvo disponible para asesoría y consejo, siempre fue alegre y amable y tuvo un ingenio impresionante durante todo el tiempo que lo conocimos, mientras mantenía su papel como consultor oficial de la CDF profesionalmente. El P. Grech tenía una personalidad que se adaptaba perfectamente al puesto que ocupaba y su experiencia en profecías bíblicas y cristianas la realzó enormemente.


Vassula y yo a menudo almorzábamos con él y discutíamos la misión y los logros de Vassula que le interesaban profundamente, así como los temas relacionados con la Iglesia, la política, la familia, etc. Además de sus competencias teológicas, tenía un maravilloso pasatiempo de fotografía que dominaba de manera impresionante., algo que Vassula como artista en particular admiraba.


El P. Grech será extrañado por todos los que lo conocieron. Que Dios lo bendiga ricamente por su bondad y por una vida tan larga y plena de servicio fiel en Cristo.

Niels Christian Hvidt