El discernimiento de las revelaciones privadas

En  la homilía del 14 de noviembre el Papa Francisco se refirió a las personas que se acercan a las revelaciones privadas con un espíritu de curiosidad. Aunque no sabemos si el Papa tenía en mente el caso de alguna aparición en particular la homilia le cuadra muy bien a las profecías de la llamada María Divina Misericordia. Las supuestas profecías han hecho daño entre algunas personas que han llegado a dudar de las intenciones del actual sucesor de Pedro.  Por eso Vassula Rydén advirtió severamente a los lectores de la VVeD sobre esta falsa profeta en una carta enviada a todos los grupos de oración en marzo de este año.

Un trabajo crítico que fundamenta el discernimiento negativo de estas falsas revelaciones desde el punto de vista de la Verdadera Vida en Dios aparece en el sitio TLIG. Fue escrito varios meses antes de la homilía del Papa (se lo difundió el 28 de marzo) pero menciona especialmente ese mal espíritu de curiosidad al cual el Papa Francisco hizo referencia el 14 de noviembre. Subimos una traducción al español ya que contiene criterios de discernimiento que pueden aplicarse a cualquier pretendida revelación privada.

28 años de la VVeD: peregrinación a San Nicolás

Este 28 de noviembre se cumplieron 28 años de recibido el primer mensaje de la Verdadera Vida en Dios. Algunos de los grupos de oración de Buenos Aires tuvieron la iniciativa de celebrarlo con una peregrinación al Santuario de la Virgen de San Nicolás, advocación y revelación mariana mencionada en este Himno de Amor a la Humanidad. Se eligió el sábado 7 de diciembre como fecha de esta primera peregrinación.

Llegamos a las 12 del mediodía luego de cuatro horas de viaje, almorzamos todos juntos y luego a las 15 horas, hora de la Misericordia, compartimos la Misa dedicada a la celebración de la Inmaculada Concepción del día siguiente. Luego se rezó el Santo rosario, se recorrió el santuario y se compartieron recuerdos y mensajes de la Virgen a Gladys Motta.

sannicolas_2013

Esperamos y pedimos a Nuestra Santísima Virgen nos permita repetir esta experiencia el año que viene con la concurrencia de muchos más lectores de la Verdadera Vida en Dios.

snicolás2013a